Tarta Clase para Diana

 

Esta tarta es para el 24 cumpleaños de Diana. Ella estudió magisterio y logopedia y ahora está haciendo las prácticas, por ello quería una tarta en la que se reflejara su futura profesión. En la tarta está ella de profesora dando clase a unos alumnos muy aplicados....

 

                            ¡¡¡¡ Feliz Cumpleaños Diana !!!!

 

La tarta es de bizcocho de chocolate blanco, rellena de chocolate blanco y bañada en almíbar de limón, canela y amaretto. Toda la decoración, muñequitos y objetos es de fondant y todo se come.

 

Para esta tarta fueron necesarias 18 horas para su elaboración: 

 

Miércoles 28-04-12: primero comencé tintando el fondant (pasta de azúcar) con los colorantes alimentarios que iba a necesitar. Después modelé las sillas, mesas y sus correspondientes patas. Luego la pizarra y papelera. Hay que esperar un día a su secado para poder poner las patas y los respaldo a las sillas. (tiempo 3 horas).

 

Jueves 29-03-12: modelé a la señorita Diana, la mesita auxiliar, la bola del mundo, libros, lápices, ordenador portátil. Monté las patas de las sillas y monté las piezas de las mesas. (tiempo 4 horas).

 

Viernes 30-04-12: hice el bizcocho, el relleno, el almíbar y luego lo monté y lo dejé en la nevera enfriando. Modelé a los 4 niños y a sus mochilas y monté los respaldos de las sillas. (tiempo 8 horas).

 

Sábado 31-03-12: saqué la tarta de la nevera y la cubrí con fondant. Luego modelé todos los objetos de la parte de abajo de la tarta y los fui colocando. Escribí las letras del alfabeto con un pincelito y pintura alimentaria y dejé secar. Después fui colocando toda la parte de arriba: pizarra, mesas, sillas, papelera, profesora, niños, mochilas, mesita auxiliar con libros...etc. (tiempo 3 horas). Total 18 horas.

 

A partir de ahora pondré las horas de elaboración de cada una de las tartas que vaya haciendo para que se sepa que lo importante de este tipo de tartas, no sólo es lo grande o pequeña que pueda ser, de los pisos que pueda tener o las raciones que salgan, sino que lo más complicado es primero el diseño de la misma completamente personalizado. A veces, me proporcionan fotos de las personas que debo modelar para hacerlas lo más parecidas posible a ellas. Es un diseño exclusivo. No existe en el mundo otra tarta igual a la tuya. Luego está el modelado de cada una de las piezas de la tarta y figuritas. Todas ellas comestibles de pasta de azúcar (fondant) o también de chocolate, mazapán o gominolas en algunos casos. Es la parte más artística y la que más tiempo coge. Todo ello da un resultado gratamente satisfactorio una vez has montado la tarta y ves el resultado final. Y más todavía cuando ves la cara de la persona a la que le llevas la tarta o la reacción de gran alegría de la persona del cumpleaños o celebración al verla. Sólo por ello vale la pena tanto trabajo. Es una obra de arte efímera con un final muy dulce y feliz.

 

Más fotos en +info

Escribir comentario

Comentarios: 0